Yo estudio mejor de noche que de día

Yo estudio mejor de noche que de día

Yo estudio mejor de noche que de día: 4 estrategias.

Yo estudio mejor de noche que de día, puede ser una frase cierta para algunos, pero al parecer no para todos. Está demostrado que una hora de estudio en la mañana equivale a dos horas de estudio por la noche.

La razón es obvia: la mente y el cuerpo están descansados, la mente puede asimilar mucho mejor, más rápidamente y además, retener más lo que se estudia. Esa es la razón por la cual lo horarios más importantes de clases en las universidades e institutos de estudios superiores, se dictan en las mañanas. Por esta misma razón hay estudiantes que prefieren levantarse antes del amanecer porque sienten que asimilan más rápido y mejor.

La afirmación de que yo estudio mejor de noche que de día, que estudian más y mejor, se basa en que de noche hay menos ruido o actividad, porque la casa está en calma, y hay menor ruido. Puede que eso sea cierto. Por supuesto que sí se puede estudiar de noche, pero demorarás más en ello. Como repito, se ha demostrado científicamente que una hora de estudio en la mañana equivale a dos horas de estudio de noche. No estoy diciendo que no podrás estudiar de noche, simplemente afirmo que te tomará más tiempo hacerlo.

Pero debes siempre recordar que obtendrás mayor eficiencia y eficacia durante las primeras horas de la mañana. Esto no significa que tendrás que necesariamente, variar tus horarios y establecer horarios matutinos si eres más bien un estudiante nocturno. Uno puede estudiar con mucha eficiencia y eficacia de noche, pero, es muy probable que, según nuestro reloj biológico (el conocido ritmo circadiano) dicte sus preferencias que usualmente son más matutinas.

Finalmente, quien juzgará más y mejor si yo estudio mejor de noche que de días serán las calificaciones obtenidas al final del curso. Esos serán los jueces que determinarán quien tiene mayor peso.

Yo estudio mejor de noche que de día
Yo estudio mejor de noche que de día

 

Sencillas estrategias para saber si yo estudio mejor de noche que de día.

  1. Establece un horario matutino.
  2. Establece un horario nocturno.
  3. Compara los resultados.
  4. Combinar ambos horarios.

1. Establece un horario matutino.

Establece un primer horario, el matutino, que debería estar organizado en dos o tres partes. En las primeras horas deberías estudiar los cursos que más te agraden y que sientes que son fáciles. En las horas restantes los cursos que te son más difíciles de aprender. Recuerda descansar entre cada hora antes de retomar los estudios.

Estudia con este horario durante un tiempo determinado, por ejemplo un mes, o hasta que se presente una prueba calificada.

2. Establece un horario nocturno.

Para corroborar o no si es cierta la frase Yo estudio mejor de noche que de día, este segundo horario, el nocturno, debe estar igualmente organizado como el horario matutino, o sea que estudies las primeras horas los cursos que más te agraden, y en las siguientes horas las más difíciles de aprender.
Al igual que el horario anterior, ponlo en marcha el mismo tiempo que usaste con el horario matutino.

3. Compara los resultados.

Una vez finalizado este pequeño y modesto experimento, puedes comparar las calificaciones obtenidas con el horario matutino, y con el horario nocturno. Los resultados serán los jueces más objetivos y justos para decidir y conocer si te convienen más las mañanas que las noches.

4. Combinar ambos horarios.

Otra tercera posibilidad es la de combinar horarios de acuerdo a cómo vives tus propias circunstancias, y conociendo ya, cuál es tu vocación: matutina o nocturna.

Al margen de si tu reloj interno sea más para las mañanas que para las noches, el elemento indispensable para tener seguridad y tranquilidad en los estudios y sus resultados a corto y largo plazo, es la adquisición de hábitos y disciplina de estudio, ya sea matutina o nocturna.

Si deseas más información al respecto en relación a las consecuencias de tener y practicar métodos y hábitos de estudio, puede contactarme en este Blog para adquirir el manual de métodos de estudio titulado, «Fórmulas de éxito académico. Supera el estrés con métodos y hábitos de estudio», que también se vende a través de esta página web.

Enlaces recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »