Retroalimentación en los estudios

Retroalimentación en los estudios

La retroalimentación en los estudios: 5 consideraciones.

Antes de entrar en el tema de la retroalimentación en los estudios, empecemos con la definición. El mecanismo de retroalimentación es el mecanismo de control por medio del cual un sistema reinserta el resultado de su anterior desempeño.

En palabras sencillas y mediante un ejemplo para la retroalimentación en los estudios: una persona quiere asir un objeto de difícil algo distante. Al inicio el brazo corre veloz, pero en la medida en que se acerca al objeto, reduce su velocidad y se dirige con cautela hasta tocar el objeto. La visión estereoscópica que poseemos en nuestros dos ojos, nos informa que la distancia se va acortando pero que aún no llega, y mientras más información es recibida, más lentamente se acerca la mano y con más precisión para finalmente asir el objeto deseado.

Este proceso se aplica a todos los fenómenos humanos de este mundo, y también entre los animales e insectos, y se incluye el reino vegetal.

Retroalimentación en los estudios
Retroalimentación en los estudios

Un alumno aplica la retroalimentación en los estudios, y se esfuerza para obtener buenas calificaciones, pero el resultado puede o no ser desastrozo. Esa información es utilizada para hacer un mayor y mejor esfuerzo al estudiar para lograr el ideal de mejorar sus resultados. Esa es la manera que se adquiriendo estrategias, destrezas, logros, llegando a lo que llamamos aprendizaje.

Sin embargo, durante el proceso de retroalimentación en los estudios, el alumno puede estar perdiendo el tiempo, o no está aplicando las técnicas adecuadas y por tanto sentirse frustrado en sus intentos de mejorar sus calificaciones. Ciertamente está aprendiendo, pero el costo es algo y le toma tiempo.

Analicemos los pasos de un estudiante en el largo proceso de aprendizaje mediante la retroalimentación en los estudios.

La retroalimentación en los estudios: 5 consideraciones.

  1. Proceso de prueba y error.
  2. Mecanismo de comparación.
  3. Aspectos sociales.
  4. El paso final.
  5. Engañando a la retroalimentación.

1. Proceso de prueba y error.

Este proceso es parte de la retroalimentación en los estudios y es usualmente un proceso individual, personal. Y como lo indica su nombre, se hacen pruebas en donde algunas tienen como resultado el error, el fracaso y otros son aciertos. Los aciertos se almacenan en la memoria para volver a ser utilizadas.

Sin embargo, en el proceso de la prueba y error, siempre debe estar involucrado el error, y el error es siempre un elemento de peligro, ya sea en cuanto a las calificaciones o a la autoestima y la autoconfianza del o la estudiante. Si hay muchos errores al inicio, cosa que es usualmente común, el desánimo y la autoconfianza se pueden ver afectados. Ello puede conducir a una baja autoestima y al abandono de los estudios.

2. Mecanismo de comparación.

Este mecanismo está también dentro de la retroalimentación en los estudios. Siempre comparamos los medios que usamos con los resultados que obtenemos. Si no hay comparación, no podemos decidir qué o cuál fue lo mejor.

3. Aspectos sociales.

En el mundo estudiantil, parte de los procesos de aprendizaje y de retroalimentación en los estudios, se incluyen las opiniones, las evaluaciones, las observaciones, tanto personales como de aquellos allegados a uno, para saber si se está logrando o no el objetivo.

Parte de esos aspectos de la retroalimentación, son cuantificar y medir los conocimientos generalmente a través de los exámenes, o las prácticas y por supuesto la participación en clase. Todos esos procesos son parte de la retroalimentación en los estudios y del aprendizaje.

En síntesis, retroalimentar es acortar las distancias entre la situación actual en la que se encuentra el estudiante y la situación ideal a la que debe llegar.

4. El paso final.

El paso final del aprendizaje mediante la retroalimentación en los estudios, lo hace el o la estudiante. Este último paso debe ser la síntesis de los pasos anteriores.

El resultado debería ser superar las dificultades que tenía y construir su propio aprendizaje. Pero puede haber una pregunta esencial y es ¿podría ahorrarme tanto tiempo y frustración en el proceso? La respuesta es sí.

5. Engañando a la retroalimentación.

En realidad no hay ningún engaño. Si se utilizan métodos y hábitos de estudio previamente comprobados para adquirir conocimiento y lograr un buen aprendizaje, se estaría «engañando» a la retroalimentación en los estudios propios. En realidad lo que se hace es simplemente usar el final de un proceso de retroalimentación y aprendizaje de otras áreas, pero aplicándolos en uno mismo.

Es un ahorro enorme de tiempo y de esfuerzo. ¿Para que convertirse en un pionero en cuanto a métodos y técnicas de estudio cuando ya existen muchas y están condensadas en un solo manual? Con ello se estaría cerrando la brecha entre el desempeño actual y el deseado por el alumno.

Si deseas más información al respecto en relación a las consecuencias de tener métodos y hábitos de estudio, puedes contactarme en este Blog ya sea para adquirir el manual de métodos de estudio titulado, «Fórmulas de éxito académico. Supera el estrés con métodos y hábitos de estudio», que también se vende a través de esta página web, o también para tener algún tipo de asesoría directa en línea.

Enlaces recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »