El plagio académico

El plagio académico

El plagio académico: 6 aspectos y una solución.

El plagio académico universitario, sobre todo relacionado con el acceso a la Internet, se está volviendo un problema muy serio. Esta nueva moda entre estudiantes de todas las clases y de todos los países, se ha convertido en un plaga que se asemeja a una pandemia.

La aparición de la Internet abrió el camino a los alumnados del mundo, a nuevas posibilidades tanto positivas, como negativas. Una de las más serias es el plagio intelectual.

Este artículo no pretende profundizar en el tema, que es vasto, sino exponer algunos motivos para que exista este fenómeno, pero sobre todo la propuesta muy específica que ayude a la solución de este serio problema global.

El plagio académico. Algunas características.

El plagio académico es en esencia, copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias, o copiar parte de ellas, que es lo más usual. En este artículo y esta sección, solo se presentarán solo algunas características del plagio académico.

  1. Negarse a pensar.
  2. La ley del mínimo esfuerzo.
  3. Trivializando la ética.
  4. Ahorro de tiempo.
  5. Desconocimiento de métodos investigativos.
  6. Visión simplista de la vida.

1. Negarse a pensar.

El fin de la universidad no solo es la obtención de un título que acredite al alumnado ante la sociedad de que está capacitado en una especialización, sino que enseña a pensar. Pero a pensar de una manera diferente al común de la gente.

Esta manera de pensar es vinculando conceptos, complejizando los procesos mentales, asociando ideas y así creando nuevos caminos y soluciones ante los permanentes problemas que la vida nos presenta.

Pero esta es una nueva manera de pensar y requiere esfuerzo. Es pues usual, que el alumno prefiera utilizar la vía fácil y rápida creyendo que los resultados serán siempre positivos, o sea obtener el título que es, aparentemente, lo importante.

2. La ley del mínimo esfuerzo.

Esta ley está conectada con el negarse a pensar. Una consecuencia es la ociosidad así como la postergación (o procrastinación -en inglés procrastination), que son males muy extendidos, y que en la actualidad tienen su potencial «paraíso» en el uso escapista y facilista de los beneficios de la Internet.

Por otro lado, es usual encontrar que esta ley del mínimo esfuerzo es el resultado de una práctica anterior realizada en las escuelas, en donde la demanda no es usualmente tan intensa como en las universidades o institutos de educación superior.

En otras palabras, «si estuve cómodo en la escuela obteniendo calificaciones aprobatorias sin mayor esfuerzo, ¿por qué no tratar de llevar esta práctica a la universidad?»

3. Trivializando la ética.

Como todo es fácil, y todos lo hacen, los principios éticos en relación al plagio académico, se trivializan, se minimizan y por tanto se le da menos importancia.

El alumno está, pues, convencido de que el plagio académico no es malo, o al menos no tan malo. Se ve reforzada esta creencia porque somos todos testigos de los fraudes que a diario aparecen así como de la falta de principios éticos en diversos campos ámbitos como la política, las finanzas y sus especulaciones, las falsificaciones de los balances de las grandes corporaciones, entre otras muchas.

Esta información debilita los principios éticos y los valores relacionados.

 

El plagio académico
El plagio académico

4. Ahorro de tiempo.

Todo ello fácilmente puede llevar a pensar y sobre todo a tener una conducta de atajo temporal para lograr el fin supremo que es la obtención de un título. O sea, aquí lo importante es más parecer que ser. Las apariencias y los títulos son lo que importan.

5. Desconocimiento de métodos investigativos.

El alumnado podría argumentar, y no le faltaría razón, de que no se les enseñó métodos investigativos, y menos aún disciplina y métodos de estudio, tanto en la escuela como en la universidad en los primeros ciclos.

Ello, así podrían pensar, los exime de culpas y por tanto se busca la vía más rápida y segura para el logro de sus metas, o sea el plagio académico. Sin embargo, la universidad es el lugar adecuado para adquirir esa nueva habilidad que será utilizada para el resto de sus días.

6. Visión simplista de la vida.

Como conclusión se podría afirmar que detrás del plagio académico, entre otros aspectos, hay una visión simplista de estos procesos y por supuesto una visión simplista de la vida misma.

Por ejemplo, lo que un estudiante ignora, es que al no saber investigar o elaborar un tema, hará que desarrolle poca capacidad analítica, entre otras consecuencias. Otro aspecto que ignora, debido a este visión simplista, es que no todo lo que está en la Internet o en el Google, es verdad. Hay mucha posverdad y muchos fake news.

La mejor fuente de información está en los autores y en los sitios académicos, así como en las instituciones autorizadas.

Parte de la solución de algunos de estos problemas, puede estar, de manera realista, en la adopción de métodos de estudio, al margen de la implementación de métodos investigativos en las universidades en los primeros ciclos.

Por tanto, estos errores y problemas pueden ser superados en parte, asumiendo adecuada y disciplinadamente métodos de estudio. En ese sentido, si deseas más información sobre las consecuencias positivas de tener métodos y hábitos de estudio, puedes contactarme en este Blog para adquirir el manual de métodos de estudio titulado, «Fórmulas de éxito académico. Supera el estrés con métodos y hábitos de estudio», que también se vende a través de esta página web. También puedes pedirme algún tipo de consulta o asesoría.

ENLACES RECOMENDADOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »