Aprendiendo a aprender

Aprendiendo a aprender

Aprendiendo a aprender: 7 aspectos

Son muchos los adolescentes que desconocen lo que significa aprendiendo a aprender. Además están desmotivados para muchas cosas, y en especial para aprender. Esto puede ser tan desalentador para la juventud como para los padres que ven en sus hijos un proyecto futuro de fracaso profesional. Sin embargo, siempre hay esperanzas y siempre hay salidas.

En el proceso de estar aprendiendo a aprender, el primer paso debe ser pasar de la desmotivación a la motivación de aprender, y el último paso es afirmando «estoy aprendiendo a aprender», cosa que convierte el aprendizaje mismo en algo más fácil. De esa manera puedes aprender casi cualquier cosa. Me explico en pocas palabras.

Una vez que alguien aprende algo, o sea estar aprendiendo a aprender, adquiere al menos una o algunas pocas estrategias básicas para estudiar una materia específica, aunque no necesariamente con gran éxito, pero finalmente lo puede lograr.

Pero cuando se estudia otros tópicos, otras disciplinas distintas a la que está acostumbrado/a, termina dándose cuenta de que sus estrategias originales tienen que complejizarse y por tanto echa mano a otras estrategias y recursos para tener éxito. En ese proceso termina supervisando sus propios procesos de aprendizaje. Eso es en esencia aprender a aprender.

Expliquemos los pasos con más detenimiento.

Aprendiendo a aprender: 7 aspectos.

  1. Desmotivación.
  2. Automotivación.
  3. Compromiso.
  4. El elemento social.
  5. Caminando.
  6. Perseverando.
  7. Aprendendiendo a aprender.

1. Desmotivación.

Es común encontrar entre la juventud adolescente, que no hay motivación para muchas cosas, entre ellas, el estudio. Por supuesto que si alguien no se siente competente para aprender, no aprenderá. Pero a la vez es también cierto que no aprende porque no está motivado, pero a la vez uno no está motivado porque no aprende. Es un círculo vicioso.

2. Automotivación.

¿Cómo romper ese círculo vicioso y convertirlo en algo virtuoso? No nacemos sin motivaciones. Mucho de la desmotivación es producto del ambiente. Se pueden tomar algunas medidas para encontrar la motivación en el/la adolescente.

Una medida básica y fundamental es una orientación vocacional, que puede incluir pruebas vocacionales o psicológicas para saber las grandes tendencias generales o particulares del involucrado/a.

Otra es la consejería psicológica o pedagógica, de modo que ayude a saber lo que se desea y a motivarlo/a en cuanto a su vocación. Pero en este proceso el o la adolescente debe de tomar una decisión al respecto. En otras palabras, tiene que aprender a decidirse. Todos tomamos decisiones, incluso mientras dormimos.

Pero si aún no siente que tenga motivaciones pero ya tiene explicaciones del porqué no siente motivación para algo, entonces puede empezar teniendo el deseo, el querer estar motivado/a.

3. Compromiso.

Es necesario tomar una decisión y llevarla a cabo. Solo así se sabrá qué es lo que le gusta o no. Pero también se tiene que tener la disposición de aprender, ver y sentir que lo que estudia tiene un significado y un valor.

4. El elemento social.

Somos esencialmente definidos y autodefinidos por los somos confirmados o no confimados por los demás, según cómo nos ven y cómo nos definen. Y eso está bien. Pero se debe de pasar de esa fase a otra superior en donde aprendiendo a aprender, es pasar de la regulación definido por los otros, a la autoregulación, o sea acabar haciendo las cosas uno mismo con la sensación de seguridad.

5. Caminando.

Una vez que se ha tomado la decisión de estudiar, hay una suerte de autorregulacion cognitiva o llamémosle intelectual, y también una autorregulación afectiva de la actividad de aprender. Si uno no se siente competente para aprender, no se puede aprender. Hay que sentir que uno es competente en lo que hace, o sea se debe amar lo que hace y sentirse amado/a por uno mismo.

6. Perseverando.

Para culminar este proceso de ir aprendiendo a aprender, se necesita una capacidad para proseguir y persistir en el aprendizaje. Al final hay una autoregulación, o sea el control del tiempo personal y grupal. Esto implica tomar las oportunidades, superar los obstáculos que siempre existen, asimilar nuevos conocimientos y habilidades.
Aquel que está aprendiendo a aprender, supervisa sus propios procesos de aprendizaje.
De esa manera es crear y descubrir las estrategias que estás teniendo, y por tanto se encuentra en un plano más alto del aprendizaje.

7. Aprendiendo a aprender.

En conclusión, aprendiendo a aprender, es aprender cómo se aprende y esto es más una estrategia, una metodología que te ayuda a aprender aún más. Si a este proceso natural se le aumentaran estrategias de aprendizaje comprobadas como son métodos y hábitos de estudio, el camino se hace mucho más fácil.

Si deseas más información al respecto en relación a las consecuencias de tener métodos y hábitos de estudio, puedes contactarme en este Blog para adquirir el manual de métodos de estudio titulado, «Fórmulas de éxito académico. Supera el estrés con métodos y hábitos de estudio», que también se vende a través de esta página web. También puedes pedirme algún tipo de consulta o asesoría.

Enlaces recomendados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »